Blogia
Docentes en prácticas

Resultados sobre los estudiantes y los tutores

 Resumen de los resultados obtenidos

en la siguiente investigación sobre las

Prácticas de Enseñanza I y II:


Gómez Torres, M.J. (2001): Un estudio longitudinal sobre el Prácticum en la formación de los maestros de la especialidad de Educación Especial. (Tesis Doctoral inédita).Departamento de Didáctica y Organización Educativa, Universidad de Sevilla.


 

 

 


Los resultados permiten establecer algunas conclusiones sobre las siguientes categorías identificadas:

-
ELECCIÓN PROFESIONAL: en general los estudiantes eligen esta carrera, y la especialidad de Educación Especial, porque reconocen tener vocación hacia la enseñanza, con cierta idealización del papel del maestro especialista. Otras de las razones, no necesariamente excluyentes entre sí, se refieren a la corta duración de los estudios y al bajo nivel de exigencia académica de estos estudios.

- NECESIDADES FORMATIVAS. A los estudiantes les preocupa especialmente, en primer lugar,  cómo adaptarse a las características psicomadurativas de los alumnos; en segundo lugar,  aprender y dominar técnicas y estrategias específicas de intervención en el aula y, por último, saber imponer el orden y el respeto en las clases. Tanto los estuiantes como los tutores coinciden en la necesidad de desarrollar asignaturas más prácticas a lo largo de la carrera.

- SENTIDO Y VALOR DEL PRÁCTICUM DE MAGISTERIO. Para los ESTUDIANTES representan una oportunidad de “saber si sirven” para la profesión y “verse” en ese papel, así como, para tomar contacto con niños con deficiencias. Consideran que las Prácticas les permiten: aprender a controlar el aula, conocer y utilizar diversas técnicas y estrategias docentes, conocer diversos aspectos didácticos generales, además de posibilitar que experimenten y validen la teoría aprendida. Los TUTORES, sin embargo, consideran las Prácticas como un “parón” en los estudios, aunque coinciden con los estudiantes en considerarlas una ocasión única para que confirmen su elección vocacional y tomen contacto con la realidad docente desde una perspectiva a la que no están acostumbrados.

- EXPECTATIVAS HACIA LAS PRÁCTICAS. Los ESTUDIANTES esperan adoptar un papel activo, paulatino, que les permita llegar a sentir cierto dominio de las interacciones del aula en la que participan. Para ellos la clase ideal, en la que desearían estar, debería ser heterogénea, estar a cargo de un profesional innovador, comunicativo y acogedor que les permita participar activamente.

- LA ORGANIZACIÓN Y TEMPORALIZACIÓN DE LAS PRÁCTICAS. Tanto los estudiantes como los tutores consideran que la organización actual del las Prácticas- seis semanas en el segundo trimestre del curso escolar- sólo les permite ver un periodo muy puntual del curso; lo que les ofrece una visión muy parcial del trabajo del aula. Los ESTUDIANTES insisten en la corta duración de los periodos que se desarrollan a lo largo de la carrera, mientras que los TUTORES, por el contrario, opinan que la duración actual es más que suficiente para alcanzar los fines que se persiguen. Unos y otros también discrepan respecto al tipo de aula: los estudiantes de la especialidad de Educación Especial prefieren aulas de integración, donde se pueda apreciar la diversidad de las aulas e intervenir de forma especializada, mientras que los tutores entienden que lo que necesitan conocer son los procesos de enseñanza-aprendizaje, su diseño e implementación, ya que opinan que cualquier aula les ofrece la diversidad que buscan.
Tanto los tutores como los estudiantes consideran muy importante que se preparen previamente los periodos de estancia en los centros, con iniciativas dirigidas a desarrollar lo que podríamos denominar "una teoría de las Prácticas". Ambos, tutores y estudiantes, demandan más información a la Facultad de Educación sobre los objetivos, los roles y las funciones que deben desempeñar a lo largo de este periodo.

- LA PARTICIPACIÓN DE LOS TUTORES. Los profesores tutores señalan, mayoritariamente, que se implican en las Prácticas para ayudar a sus futuros colegas en su formación inicial, pero también reconocen que lo hacen para contar con “ayuda” en las clases y para “aprender”, pues se muestran abiertos a todas las ideas y propuestas que se les ofrezcan. En algún caso, la participación como profesor tutor les viene impuesta desde la dirección del centro, lo que afecta negativamente en las relaciones con los estudiantes y al clima del aula, que no suele ser muy acogedor.

- EL ROL DEL ESTUDIANTE. Se han señalado los siguientes papeles, no excluyentes entre sí, con los que, en mayor o menor medida, los futuros profesores en Prácticas se identifican:

Observador: durante los primeros días, con la intención de apreciar la dinámica del grupo, conocer a los alumnos y lograr que éstos se habitúen a su presencia.

Ayudante: paulatinamente los estudiantes comienzan a participar en las actividades del aula, siguen la dinámica del profesor, rigiéndose por sus pautas y rutinas de clase.

Suplente: en contadas ocasiones los estudiantes deben sustituir o suplir, por horas o días, a profesores ausentes por diversos motivos. En estos casos siguen la programación propuesta por el tutor del aula.

- EL ROL DEL TUTOR del centro. Respecto a tutores el estudio identifica los siguientes roles:

Facilitador: suelen ser profesores que comunican a los estudiantes el proceso de diseño que siguen en las actividades, que explican por qué se hacen unas tareas y no otras, y que informan sobre los objetivos e intenciones que se pretenden con las experiencias que van a vivir en el aula. Suelen animar a los estudiantes a que propongan actividades y les ayudan a desarrollar sus propuestas en la clase. Las dificultades de aprendizaje, que presentan algunos de sus alumnos, representan para ellos retos en la mejora de su tarea profesional.

Modelo docente: estos profesores consideran que la observación del aula es la principal tarea del estudiante. Éstos deben aprender sus rutinas y procedimientos, y en todo caso seguirlas, como garantía de éxito en el trabajo con su grupo de alumnos. Entienden que su planteamiento didáctico, organizativo y de control es el único posible, plenamente justificado en base a sus logros. Las dificultades de aprendizaje se interpretan en base a problemas asociados a los alumnos: falta de atención, bajo rendimiento intelectual, escasa motivación, etc…

Ausente: en algún caso nos encontramos con profesores que consideran importante permitir al estudiante que se enfrente en solitario al grupo, ofreciéndoles su programación para que continúen el trabajo iniciado.

 

 

1 comentario

Raquel Fernández -

Hablo desde mi experiencia, personalmente mis prácticas no han sido de magisterio, porque he realizado la doble diplomatura de trabajo social y educación social, y mis prácticas las realice en una fundación con jóvenes mayores de edad que provenían de centros de menores. Tengo que decir que ha sido una experiencia maravillosa, considero que mi grado de integración en el centro fue totalmente activo, me sentí muy acogida y como una más del equipo de trabajo. La dificultad mas notable que puedo destacar, es que debido a que la Fundación y concretamente en el programa nunca había tenido una alumna o alumno en prácticas, no sabían como ubicarme, pero poco a poco encontré mi sitio, al principio no sabían que tareas encomendarme, pero con el trabajo conjunto considero que tanto yo como el centro de prácticas hemos logrado retroalimentarnos. Considero que he aportado a la Fundación, todas mis ganas de trabajar y en todo momento he aportado todo lo que he podido, aunque al principio me sentía cohibida. Intenté trabajar como una más del equipo e incluso me brindaron la oportunidad de realizar algún informe, de tener entrevistas con los chicos y chicas, y acompañamiento de éstos. Tareas que me han sido de gran utilidad para mi aprendizaje. E incluso al finalizar mis prácticas pude quedarme a trabajar con ellos como educadora en los pisos tutelados.
En definitiva, las practicas me han ayudado a formarme y con mucha utilidad para mi futuro profesional, nos ofrece la oportunidad de tomar contacto con la realidad. Creo que las prácticas de cualquier formación son muy útiles para todos los estudiantes, y que nos sirve para fomentar nuestro aprendizaje, y enriquecer nuestro futuro profesional.